jueves, 23 de junio de 2011

La Grúa de Piedra


Tal vez no sea un monumento de gran valor arquitectónico ni artístico, hay quien dice que no es que sea muy bonita, pero lo que es innegable es que es todo un símbolo de la ciudad de Santander. Situada frente a su bahía, la Grúa de Piedra, aunque data ya de finales del siglo XIX, es de los pocos vestigios que nos recuerdan la época portuaria en que Santander se situó en el mapa mundial, con esos vapores de ultramar que conectaban la América colonial con la península, convirtiendo aquella pequeña villa pesquera que era Santander, en uno de los puerto más importantes de España.

Hoy todo eso se ha ido. Santander evolucionó siendo residencia veraniega de la corte real a principios de siglo XX, pasando después por terribles penurias como el incendio del 41 que arrasó todo el casco viejo de la ciudad destruyendo gran parte del patrimonio histórico. Poco a poco salió adelante transformando sus calles, aprovechando sus playas y trasladando el puerto a la zona de Raos, quedando el bonito paseo marítimo del muelle de Calderón tan conocido y querido por todos los santanderinos. Desaparecieron las vías, desparecieron las grandes piedras del muelle y quedando sola, junto a los norays, la Grúa de Piedra ha sobrevivido como casi único testigo de épocas pasadas y como parte presente de ese paisaje incomparable que es la Bahía de Santander.

Hace poco se ha conocido el proyecto financiado por Botín de la construcción de un gran museo singular en los terrenos que hoy ocupa el aparcamiento del Ferry. Estos están situados en un lugar privilegiado, en el mismísimo frente marítimo del centro de la ciudad, delante de los Jardines de Pereda y junto a la terminal de ferrys por un lado y la grúa de Piedra por el otro. El encargado del proyecto será el reputado arquitecto italiano Renzo Piano, del que se espera realice un edificio emblemático que se convierta en referencia. Pero la sorpresa vino cuando el proyecto necesitaba trasladar la Grúa de Piedra y no está muy claro si la terminal de ferrys también. Lo de trasladar la terminal de ferrys, a mi juicio, sería un gravísimo error, ya que lo mejor que tiene Santander, como ventaja comparativa, para atraer nuevas líneas de pasajeros y grandes cruceros, además de la inigualable entrada a la bellísima bahía, es la ubicación de su estación marítima de pasajeros llegando justo al mismo centro de la ciudad. Por el otro lado, lo de trasladar la Grúa de Piedra parece casi decidido alegando la falta de valor artístico del monumento. Como he dicho, puede que no lo tenga, aunque no debemos olvidar tampoco el valor de la arqueología industrial que en otros lugares si se ha valorado. Pero lo realmente importante que representa nuestra Grúa de Piedra es el valor simbólico y por lo tanto cultural para las gentes que hemos nacido, crecido y vivido junto a la Grúa los días de Sur, los días grises de Santander, en los atardeceres naranjas con la Cordillera nevada y todos y cada unos de los días en los que hemos paseado, corrido, incluso nadado en sus aguas y en los que ha sido testigo de nuestra historia, recordándonos ella la historia de nuestra ciudad y de los nuestros.

El Puente del Diablo, la Horadada, el faro de Cabo Mayor, la piedra del Camello… para mí la Grúa de Piedra es uno de los símbolos que me identifican con mi ciudad. Los dos primeros ya han desaparecido, ¿veremos desaparecer un tercero en tan poco tiempo?

Edificio Botín sí y Renzo Piano sí, pero con mesura (evitando malas experiencias como el Palacio de Festivales de un gran arquitecto también como era Sáenz de Oíza). No olvidemos que lo importante es la ciudad y la Bahía de Santander y por tanto su gente, no sólo el edificio. De nada valdrá construir una “joya” arquitectónica como dicen, si la gente que lo va a vivir no lo siente como suya propia, ni haga sentir ese arraigo que trasmite algo tan sencillo como la Grúa de Piedra. Es algo difícil de explicar e insustituible por nada. Por lo que, lo de mover la Grúa de Piedra ni pensarlo, ya que solamente en el sitio donde está tiene sentido. No debemos destruir ni olvidar nuestras raíces y símbolos, por pequeños que sean, pues eso mismo es lo que los hace grandes.

Grimpeur!

4 comentarios:

  1. a ver ahora qué hacemos con los entrenamientos... hasta la grúa de... wait, hasta la tabacalera jaja.
    Ahora en serio, me parece un elemento bastante representativo de la ciudad, espero que no lo cambien de sitio.
    Como siempre, un gustazo leerte

    ResponderEliminar
  2. Al parecer la desaparición de la grúa de piedra es un hecho. Ver http://bahiadesantander.files.wordpress.com/2011/07/memoria_inicial_pe-sgp.pdf

    ResponderEliminar
  3. me interesa saber si la grua de piedra estuvo desde sus inicios en el mismo lugar alguien lo sabe?

    ResponderEliminar
  4. No he encontrado datos que indiquen si fue instalada en otro lugar que no sea su actual ubicación. He estudiado fotos de Santander Antigua* y todo hace indicar que ese siempre ha sido su emplazamiento desde su construcción en 1899, en el corazón mismo de lo que era la vida portuaria de Santander.

    Saludos y gracias por leernos!

    * Ref: "Santander. Un viaje por las imágenes de un siglo."

    ResponderEliminar